Lunes 16 de Mayo de 2022
Buscar
Publicidad

Portada / Actualidad y Data / Nota

06.01.22

Año nuevo, nuevos proyectos

Recién iniciado el año ya se van sucediendo lanzamientos, que procuran sumar valor agregado en base a la necesidad de nuevos espacios, como consecuencia de una pandemia que todavía persiste. Algunos empresarios del sector aportaron su visión ante Áreas Globales.

Manuel Valdés, gerente Comercial de CRIBA, sostuvo que seguirán generando empleo y potenciando la actividad productiva del país a través de  proyectos y también mediante asociaciones estratégicas que brinden un valor agregado a la industria. “Actualmente estamos cotizando 20 proyectos en Argentina y en Uruguay, así como también en Perú y Paraguay. No obstante, actuaremos con cautela según los factores económicos y políticos que se vayan desencadenando a lo largo del año” comenta.
 
Hubo muchos proyectos que venían retenidos y se lanzaron luego de la devaluación de 2019 e inicio de 2020, lo que hizo que se lanzaran muchos nuevos emprendimientos en pozo ya que el costo del m2 de construcción en dólares bajó, al igual que los precios de venta.
 
No obstante, subraya que es necesaria una estabilidad económica, sin pérdida del poder adquisitivo de la demanda y con bajos niveles de inflación, para avanzar en el desarrollo de nuevos emprendimientos, sin la posibilidad por el momento de contar con financiación..
 
RESIGNIFICACION DE ESPACIOS
 
“Las áreas comunes que se presentan en los nuevos edificios deben ser tomados como parte de la unidad en la que se vive y ya no como amenities que forman parte de lo que se alquila o compra cuando se decide mudarse a este tipo de complejos”, explica Fabián Kopel, director de Kopel Sánchez Desarrollos de Uruguay.
 
En el último tiempo el negocio inmobiliario ha comenzado a cambiar y la pandemia lo ha incrementado. Ahora la gente descubrió que sus hogares pueden transformarse de un día para el otro en una oficina, una escuela o un gimnasio por lo que buscan tener todo resuelto en su casa o lo más cerca posible, apunta el empresario. En esta línea,  los espacios comunes que se presentan en los edificios han ganado protagonismo y comenzaron a transformarse en objeto de consultas para aquellos que desean alquilar o comprar una unidad. 
 
La idea de resignificar los espacios que brindan las torres para aquellos que viven allí implica también pensar en la forma de gestionarlos. El cowork, por ejemplo, deja de ser solo el lugar dispuesto como SUM y realmente está preparado para trabajar, transformarse en sala de reuniones virtuales e incluso recibir compañeros de trabajo si así lo desean y la coyuntura lo permite. Otros aspectos de la gestión pueden expresarse en la incorporación de máquinas expendedoras, lockers inteligentes, lavadoras que se activan con códigos QR que  pueden avisar cuando terminó el programa, un sector de beauty para las mascotas o un gimnasio con algún valor agregado donde puedas hacer pesas o tener una clase de functional virtual.
 
“La tendencia hoy son unidades compactas, siempre dentro de rangos razonables para el mercado, con muy buenos espacios compartidos que a su vez sean de bajo gasto común y muchos de estos utilizando el pay per use y así el proceso es autosustentable”, comenta Sebastián Sánchez, director de Kopel Sánchez Desarrollos. Quien agrega que otra propuesta innovadora que brindan los espacios comunes es la posibilidad de que se puedan operar por gente que sepa trabajarlos para mejorar la experiencia. Para que esto tenga sentido  estos espacios tienen que funcionar también abiertos al público. La alternativa es instalar salas de cocinas o cafeterías abiertas al público algún día al mes o servicios de lavandería con máquinas que los inquilinos pagan por utilizar. 
 
Damián Manusovich, desarrollador inmobiliario y socio del proyecto inmobiliario Aera, en Villa Lynch, coincide en que con el aislamiento total que provocó la pandemia los espacios domésticos se resignificaron como nunca antes bajo un nuevo prisma que les demandó funcionalidad, orden, luminosidad y versatilidad, transformaciones que sin dudas, marcarán las viviendas del presente y futuro. En este sentido, se pudo observar que existe un mayor interés por espacios abiertos y al aire libre, apartamentos con vistas privilegiadas y mayor espacio. 
 
Además, la modalidad de trabajo de home office o híbrida, permitió descentralizarse de los polos urbanos e ir a zonas un poco más alejadas que permiten ganar calidad de vida. En consecuencia, el suburbano está creciendo de forma acelerada, especialmente  donde hay vías de conexión como la Panamericana y la General Paz. “Pero, para que estas nuevas zonas sean atractivas los desarrolladores inmobiliarios ya no solo se preocupan por edificar, sino que también piensan en  ser  parte de la transformación y la gestión de urbanidades. En esta línea, el retail es una herramienta fundamental para la generación de lugares donde la gente se sienta atraída para irse a vivir. En conclusión, para el 2022 se espera que continúen creciendo los barrios que están más alejados de los polos urbanos y este crecimiento vendrá acompañado por inversiones de retail que harán a las zonas más atractivas para quienes las elijan. 
 
 
 
OPINIÓN DE LOS EXPERTOS
La importancia de las conexiones humanas
Si bien en un momento se habló de que el home office sería la nueva realidad laboral, nunca dudamos que las oficinas no van a desaparecer por la importancia de las interacciones personales. La opinión de Pablo Kiesel, gerente Comercial de Raghsa.
 
Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells