Domingo 22 de Septiembre de 2019
Buscar
Publicidad

Portada / Actualidad y Data / Nota

21.08.19

Plan de Contingencia, el abc de la gestión del riesgo

Los efectos de la devaluación sobre la construcción, tema que Áreas Globales viene investigando, se reflejan en la opinion del Arq. Daniel Stinchi, responsable de Estrategia Comercial y Financiera de Kraftwelt, Arquitectura Corporativa.

Aquellos que trabajamos en la construcción, dado nuestro grado de exigencia, sabemos que en todo proyecto es primordial contar con un “plan de contingencia”, por cualquier eventualidad que pueda surgir.

En las aperturas de locales, por ejemplo (sea del rubro que sea: bancos, gastronomía, electrodomésticos, etc.) siempre se prevén aquellas situaciones que dificulten o fallen durante el evento, como…¿qué pasaría si no hay tensión el día de la inauguración? La pregunta surge anticipadamente y se dimensiona un plan de contingencia, que puede ser personal operativo en guardia pasiva, grupos electrógenos, etc. etc.

¿Cómo interpretar la sucesión de eventos tras las PASO? Pues, es evidente que nunca pensaron en un plan de contingencia, no se previeron medidas si el partido gobernante perdía. Es un punto difícil de comprender viniendo de un gobierno compuesto por “profesionales exitosos en sus empresas”.

Ante la falta de previsibilidad (una vez más en Argentina), la reacción de los mercados nos pasó por arriba agresivamente. Consumado el comportamiento predecible del mercado, y sin considerar los posteriores discursos políticos para subsanar errores, desde hace un tiempo ya veníamos observando cómo en nuestra actividad varias constructoras tomaban previsiones ante posibles turbulencias eleccionarias, resguardándose en sus presupuestos con un costo financiero altísimo, distorsionando cualquier análisis objetivo de los procesos licitatorios.

LOS ANÁLISIS NO SON TÉCNICOS, SON FINANCIEROS

Para entender lo que está pasando y cómo se cotiza, las empresas necesitan hacerse de dinero -bien escaso en estos momentos- para ponerse en movimiento, recurriendo a tasas promedio del 150% anual en descuento de cheques -o peores si son financieras- para apalancarse en obras con escaso o sin anticipo, y de promedio de duración de entre 6 a 9 meses (largo plazo para nuestro país).

A esta situación, se suma otra problemática que surge en forma inmediata desde el lunes siguiente a las elecciones: la falta de disponibilidad de materiales en el mercado, lo cual  retrasa trabajos comprometidos, dilatando tiempos de obra. Considerando que esta crisis parece no tener final, hacer proyecciones a futuro y cotizar en este contexto es imposible: no hay previsibilidad de precios (hasta donde llega el dólar), lo que trae aparejado dificultad para estimar costos de mano de obra, viáticos, materiales, etc., debiendo parar o rechazar determinados pedidos de cotización, lo cual -sumado a un mercado deprimido- genera un combo explosivo a nivel país.

Sintetizando, si bien pertenecemos al gremio de la industria de la construcción no existe industria que no haya padecido esta situación. La autosuficiencia y la falta de previsión (contingencia) hicieron que el dicho “…sobre llovido mojado…” sea propicio para describir nuestra actual realidad, no había trabajo y para colmo, el clima desde el domingo empeoró…

www.kraftwelt.com.ar
 

 
 
 
OPINIÓN DE LOS EXPERTOS
Un momento bisagra en el país
Con una asistencia de público récord, Expo Real Estate fue el ámbito donde se buscó aportar una visión de la actual coyuntura post Paso, que genera incertidumbre e inquietud entre los referentes del sector. La opinión de Eduardo Costantini.
 
Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells