Sabado 8 de Agosto de 2020
Buscar
Publicidad

Portada / Actualidad y Data / Nota

09.07.20

Uruguay apunta a captar inversores argentinos

La pandemia y la crisis económica están creando un clima propicio para que los argentinos inviertan en Uruguay. No solo se trata de invertir, algunos ya se han radicado en el vecino país. Seguridad jurídica y fiscal, estabilidad política y económica algunos de los motivos que impulsan esas decisiones.

Según Wilder Ananikian, presidente de la Cámara Inmobiliaria del Uruguay, el movimiento ya se había verificado después de las Paso, luego la pandemia retrasó las decisiones, pero las consultas son permanentes, alentadas, a su vez, por los cambios legales que el Gobierno de Luis Lacalle Pou ha implementado para la radicación de extranjeros

“El gobierno y las cámaras apuestan a los argentinos, son la gran promesa para los próximos años. También están en busca de brasileños, sobre todo del sur, que inviertan grandes capitales en inmuebles uruguayos”, comenta Ananikian. Hay interés en las zonas tradicionales de Uruguay, Punta del Este, Colonia y sobre todo Montevideo.

Y señala que la reactivación empezó con la construcción, fue el primer testeo. “Hoy han sacado los topes a ventas, arrendamientos y las tipologías. En Montevideo hay un déficit 50.000 viviendas. Se hicieron unas 12.000. Hace mucho tiempo que no se edificaba en el Centro, Parque Rodó, Palermo o La Blanqueada”, resalta.



RESIDENCIA FISCAL

“Las nuevas medidas alientan la radicación fiscal, se han bajado los topes exigidos, a partir del 1 de julio quien tenga o compre un inmueble por US$ 380.000 y resida en el país por 60 días, obtiene la radicación fiscal. Además se suma otro atractivo, hay una diferencia entre la renta en Argentina y en Uruguay. En la Argentina tributan por renta mundial que es del 30 % y acá es del 12 %. Y el que ya tiene propiedades en Uruguay cuenta con créditos hipotecarios”, resalta el empresario. La residencia también se otorga a aquellas empresas que inviertan US$ 1,5 millones y generen 15 puestos de trabajo.

Por su parte, Fabián KopeL, Ceo de Kopel Sánchez Arquitectos -que cuentan con 15 proyectos ya terminados, en su mayoría de vivienda promovida, denominados Ventura, y 8 en ejecución- precisa que para entender el nuevo escenario vale recordar el programa lanzado por el gobierno de Uruguay sobre Viviendas Promovidas, a fin de generar alternativas de alquiler para la clase media en zonas céntricas y accesibles de la ciudad. La propuesta impulsó el desarrollo de edificios para comprar unidades y poner en alquiler en un mercado seguro y con mucha carrera de expansión. Quienes apuestan a este tipo de construcción, reciben importantes beneficios que consisten en la exoneración del 100% de impuestos a la renta y patrimonio por 10 años, y el 2% del impuesto ITP (a las transmisiones patrimoniales) en la primera venta. Se trata de unidades que van desde los US$ 65 mil a los 165 mil aproximadamente, de 1 a 3 ambientes, y que brindan una rentabilidad del 5% o 6% dependiendo la zona, como El Cordón, La Blaqueada, Tres Cruces, Zonas Céntricas. También se destaca la zona de Av. De las Américas al límite con Canelones. Tan es así que empresas argentinas constructoras iniciaron obras bajo ese paraguas y siguen firmes en ese mercado.

Según Kopel, la mayoría de las búsquedas están orientadas a inversiones como refugio de valor para lograr una renta permanente en dólares. Las unidades más buscadas suelen ser de uno y dos ambientes. A su vez, los cambios en la ley de vivienda promovida permitirán a las constructoras realizar hasta un 25% de las unidades monoambientes, que estarán exoneradas de impuestos.

“Hay que considerar que en Uruguay los precios no bajaron. De hecho, en la pandemia el dólar llegó a un pico de 45 pesos el tipo de cambio, luego bajó y ahora está en 42. Montevideo continuó estando muy activo y se prevé que con la demanda de argentinos los precios pueden llegar a subir un poquito”, comenta.

OPORTUNIDADES

A la hora de buscar oportunidades, el arquitecto precisa que hoy los valores en las zonas de viviendas promovidas no presentan grandes diferencias. La mayor disparidad está entre el pago al contado en unidades de pozo y unidades terminadas. La rentabilidad va del 5% o 6%, dependiendo la zona. Con esta aclaración, los valores para unidades de pozo, pagando al contado van desde: US$ 65 mil dólares, monoambientes; US$ 85.000 un dormitorio; y US$ 105 dos dormitorios.  

En las unidades terminadas, pagadas al contado, los valores varían un poco: US$ 85.000 para unidades monoambiente, desde US$ 110.000 unidades de un dormitorio; y US$ 140.000 unidades de dos dormitorios.

A su vez, Gustavo Pereira, titular de la comercializadora uruguaya Amarras, resalta que el espectro de oportunidades es bastante amplio y depende del perfil del inversor y del tipo de inversión que éste quiera hacer. Por ejemplo, si se busca hacer una inversión en el orden de los US$ 80.000 pagarlo financiado y obtener una renta del 4,5 % en dólares, lo recomendable es comprar apartamentos pequeños en Montevideo o en la zona de residentes permanentes en Punta del Este.

Y agrega que otro perfil de inversor es aquél que busca comprar inmuebles en valores muy por debajo de los de mercado. En este caso el lugar indicado es Punta del Este y su zona de influencia, donde algunos propietarios argentinos, al tener dificultades para mantener esos inmuebles, salen a la venta con precios muy bajos. Aunque este tipo de negocio hay que esperarlo pues estas oportunidades surgen esporádicamente.

Pereira también destaca que han tenido cientos de solicitudes de información por residencia fiscal y residencia permanente para vivir en Uruguay. “Las personas que se quieren instalar necesitan un medio de vida, y esto ha impulsado el mercado de ventas de empresas. Desde pequeños emprendimientos hasta cadenas con representación nacional. Después, obviamente, hay mucho espacio para invertir en lo que se llama zona de vivienda protegida donde no se pagan impuestos por 10 años; y también inversiones en zonas turísticas con amplias exenciones impositivas”, explica.

Y opina que cuando se busca una renta no se debería invertir más de US$ 100.000 por unidad. Con eso se logra diversificar y obtener rentas seguras en un mercado súper estable, como es Montevideo, o en uno con gran proyección como es el de vivienda permanente de Punta del Este/Maldonado. El resto de las inversiones tienen un rango muy amplio, pues depende mucho de la magnitud del inmueble o emprendimiento.

“Creemos que en los próximos meses recibiremos muchos inversores, no solo porque ofrecemos una alternativa que tiene sus bases en una economía real y estable. Sino porque también, contamos con el apoyo del gobierno para satisfacer las demandas tanto de los habitantes de Montevideo como de los inversores”, puntualiza Kopel.
 

 
 
 
OPINIÓN DE LOS EXPERTOS
Cómo construir ante el nuevo escenario
“La actualidad nos enfrenta a tres olas: el Covid, la recesión y el calentamiento global, y a partir de esas tres condiciones habrá que analizar toda la cadena de valor que involucra una obra, desde el proyecto hasta su comercialización”, puntualizó el ingeniero Marcelo Lozano, gerente de Obras del Grupo Alvear.
 
Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells