Sabado 8 de Agosto de 2020
Buscar
Publicidad

Portada / Bienes Raíces y Arquitectura / Nota

01.07.20

El ladrillo fue la mejor inversión de los últimos 30 años

Así lo afirma la consultora Fernando Marull & Asociados (FMyA) que elaboró un ranking, en base al análisis del desempeño de otras alternativas posibles: el plazo fijo en pesos, la inversión en bonos soberanos y la inversión en acciones.

En los últimos 30 años la inversión en inmuebles se destaca como la que mayor rendimiento arrojó. Los cálculos son resultado de un trabajo de Fernando Marull & Asociados, que repite el ejercicio periódicamente. Para seguir un precio de propiedades, toma el de un departamento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Como referencia de bono soberano usa un papel teórico de valor nominal US$ 100 con un rendimiento del 8% anual y lo ajusta por el canje de 2005, más una quita del valor presente del 45% correspondiente a la pérdida de valor de la renta fija en la actualidad. En cuanto a los plazos fijos, considera la tasa de interés a 30 días y los convierten al dólar contado con liquidación y, por último, para tomar acciones siguen al índice S&P Merval. El ejercicio no toma en cuenta ingresos por alquiler, distribución de dividendos ni impuestos. El resultado de analizar 30 años de los movimientos de esas alternativas de inversión es una ventaja enorme para los inmuebles.

“Si en 1993 se invertía US$ 100 en Inmuebles, hoy se tendría US$ 350, rindiendo cerca de 10% anual en dólares. Le siguen los bonos soberanos: hoy se tendría US$ 180, es decir, 3% anual en dólares (8% de interés anual menos la pérdida por las quitas en reestructuraciones). Y en el caso de los plazos fijos (US$ 53) y acciones (US$ 36), luego de casi 30 años, hoy se tendría cerca de la mitad de la inversión y en acciones un poco menos”, se destaca en el informe.

En el Ranking de Marull & Asociados, el segundo lugar en materia de rendimiento quedó para los bonos soberanos en dólares. “Con un interesante rally alcista tras el canje de 2005, aunque con una baja del tras las PASO de 2019″, resalta el reporte. Plazos fijos, muy atrás, quedaron terceros con una pérdida de capital importante: quien hubiera invertido 30 años atrás hoy tendría el equivalente en dólares a la mitad de lo que colocó originalmente.

“Finalmente, se encuentra el Merval siendo una mala inversión salvo períodos puntuales como la salida de la convertibilidad hasta la crisis de 2008, y en los primeros 2 años de Cambiemos en los que el índice convertido a dólar duplicó su valor y llegó a su máximo (siendo la segunda mejor inversión). Pero hace 3 años que las acciones no paran de bajar”, concluyó el reporte.

Que la inversión inmobiliaria aventaje con creces a otras inversiones estándar comparables es una muestra de las convulsiones que sufren el peso, los ahorros en moneda local y el mercado de capitales local, más que un mérito del ladrillo. Invertir en propiedades es una de las formas más ineficientes e ilíquidas que hay, esto es, tiene un costo muy alto para entrar y salir del negocio porque la venta toma meses, y tiene muchos costos asociados.

Pero si ese mercado imperfecto, que ajusta por cantidades más que por precios, se destaca frente a otras alternativas de inversión es porque la suerte de largo plazo de inversiones tradicionales ha sido muy negativa. El valor del metro cuadrado pierde alrededor del 10% en dólares en los últimos tres años.

Pero nada le hace mella al ladrillo: aún si un vendedor acepta hoy un recorte del 20% o 30% del precio de oferta de un inmueble con tal de cerrar la operación, el rendimiento sigue siendo superior al de las otras tres inversiones comparadas.

Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells