Viernes 14 de Diciembre de 2018
Buscar
Publicidad

Portada / Obras Públicas / Nota

24.09.18

Plaza Constitución brilla restaurada

Con una inversión de $470 millones, Trenes Argentinos Operaciones, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, ya recuperó el hall de ingreso, la sala de preembarque de los trenes de larga distancia, boleterías históricas, fachadas y cúpulas en Constitución.

Imagen 1 de 20

La puesta en valor de Plaza Constitución le devolvió su brillo original a la centenaria estación terminal del Tren Roca, y se implementó una propuesta de iluminación con alrededor de 150 artefactos con sistema LED que destacan la belleza de esta construcción cuyo origen se remonta a fines del siglo XIX, a la vez que destaca materiales, colores, molduras y esculturas.

Las reformas no sólo significan un cambio rotundo de la imagen de la estación, sino que también generan un espacio de mayor comodidad para la circulación y también la espera de los trenes, mejorando así la calidad de la experiencia de viaje de medio millón de personas que la transitan. Además de la puesta en valor del patrimonio histórico, en la estación se sumarán nuevos locales comerciales y de gastronomía, entre otros servicios como cajeros automáticos, tanto en la planta baja como en el subsuelo. También se está reacondicionando el ingreso conocido como el Patio de los Leones por las dos esculturas de estos animales -que están siendo restauradas- situadas en un antiguo acceso sobre la avenida Brasil que durante años estuvo cerrado al público, mientras allí funcionaba una fiambrería.



El plan de restauración para poner en valor este edificio, que forma parte del patrimonio histórico de los argentinos, fue consensuado con la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos. Para recuperar su brillo, se intervinieron las fachadas de la Avenida Brasil, así como la del ingreso sobre Hornos. En el caso de la primera se intervino la totalidad de las cubiertas y las mansardas con un trabajo artesanal, al igual que las torretas. Asimismo, la cúpula se restauró completamente y se reemplazaron las antiguas pizarras por nuevas. Estas piezas son de piedra y se le da una forma ojival cortándolas una por una en el mismo momento en que se desarrolla la obra.

EL SUBSUELO

El subsuelo de la estación, donde se realiza la conexión con la línea C de subte, es otra zona que se está transformando: se ampliaron las salidas y se reubicaron los locales comerciales. Se sumaron nuevos servicios, entre ellos, El Estado en tu Barrio, donde se pueden realizar trámites como registrar la SUBE, solicitar una partida de nacimiento, registro automotor, asesoramiento legal u obtener información sobre tarifa social para los servicios de gas, luz y transporte. Además, se colocaron nuevos tótems con información de horarios de trenes, sectores de descanso y salidas de emergencia.  También se hicieron a nuevo los antiguos baños del subsuelo, a los que se accede desde la planta baja por la escalera, que también fue recuperada.

Las mejoras también alcanzan a los trabajadores de la estación, quienes tienen a disposición nuevas dependencias,un espacio de más de 1250m2 para más de 800 operarios, quienes acceden a nuevos vestuarios equipados con dispensers de jabón, secamanos eléctricos, griferías anti vandálicas con válvulas automáticas y espacios de duchas, equipados con bancos y lockers. Mientras tanto, en la planta baja pueden utilizar dos baños hechos a nuevo y un comedor con salas de descanso, que incluye 12 anafes eléctricos, hornos microondas, 6 heladeras y 18 televisores LED de 42 pulgadas.

MÁS DE 150 AÑOS DE HISTORIA

Si bien los trenes llegan a Constitución desde 1864, el edificio actual, de estilo francés, es de 1883. Las obras de la primitiva estación se iniciaron el 7 de marzo de 1864, en una ceremonia presidida por el presidente Bartolomé Mitre, en el lugar donde la compañía de capitales británicos Gran Ferrocarril del Sud había comenzado su primer tramo de vía hasta Chascomús, un total de 114 km en trocha ancha. Este edificio ocupaba media cuadra de ancho. En 1883, en pleno auge y expansión de la red ferroviaria en el país, se encargó a los arquitectos ingleses Parr, Strong & Parrel el diseño de un nuevo edificio, que sería construido en lugar de aquella estación primitiva. Esta nueva terminal de dos pisos fue inspirada en un palacete de Maisons Laffitte, y fue la primera de su tipo en Buenos Aires e instauró una tendencia que luego seguirían las demás compañías ferroviarias.
 

Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells