Martes 28 de Septiembre de 2021
Buscar
Publicidad

Portada / Obras Públicas / Nota

31.05.21

El Casco histórico de Rosario busca revitalizarse

Varias iniciativas impulsadas por el Concejo Municipal apuntan a darle mayor vitalidad a la zona y generar incentivos para la inversión inmobiliaria.

Desde el inicio de la gestión, el actual gobierno municipal de Rosario ha planteado la necesidad de revitalizar una de las zonas más tradicionales de la ciudad: el Casco Histórico. Para ello, ha impulsado diferentes iniciativas que buscan devolver color a la zona, a la vez que atraer la inversión inmobiliaria privada.  

Consultados sobre estas iniciativas, desarrolladores y especialistas rosarinos comparten su opinión acerca de las posibilidades de inversión y crecimiento que presenta el Casco de la ciudad. Además, ponen el foco en las expectativas generadas por el plan estratégico impulsado por la Municipalidad y el Concejo para estimular la inversión privada.

Ángel Seggiaro, director de Fundar, compañía con proyectos en esa zona, precisa: “Hay una idea original de re-adecuar el casco histórico desde el inicio de la administración Javkin. El efecto de la pandemia y los nuevos hábitos de compra, fundamentalmente, introducen una variable que hace más inciertas las respuestas. Se debe trabajar en una mesa de consenso con la mayor cantidad de actores posibles”.

Lisandro Cristiá, CEO de Argenway, desarrolladora que lleva adelante ICON Center Rosario y Hampton by Hilton Rosario, opina que en los últimos 15 años, urbanísticamente la ciudad ha crecido en otras zonas como Puerto Norte o Refinería, y el Centro ha quedado atrás. “No han sido muchas las iniciativas privadas, las que generalmente requieren incentivos por parte del Estado para priorizar determinadas zonas.

“Creo que si no hay una intervención rápida por parte del Municipio, el corazón de Rosario corre riesgo de perder su encanto natural. Todavía sigue siendo un área destacada, tanto para trabajar, como para vivir, a lo que se agrega su intensa vida comercial, combinación que es difícil encontrar en otras grandes urbes latinoamericanas. Por eso me alegra que la actual conducción del gobierno municipal coincida con el diagnóstico y esté impulsando políticas para revertir la tendencia recesiva de los últimos años”.

Por su parte, Gabriel Redolfi, director de la desarrolladora MSR, coincide en que todo plan que esté dirigido a la recuperación de zonas urbanas desmejoradas merece el mayor apoyo. Además, indica: “Debemos ser conscientes de que los emprendedores privados planificamos, destinamos recursos, inversión y creatividad, y que todo ese capital necesita siempre del acompañamiento del estado, tanto en la normativa como en la inversión pública. Por eso aplaudimos la iniciativa del gobierno municipal”.

PLAN DE REVITALIZACION PARA LAS CALLES SAN JUAN Y MAIPÚ  

Puntualmente, los especialistas se refirieron al plan especial para las calles San Juan y Maipú que busca estimular la construcción de edificios en altura y que ha sido impulsado en el Concejo Municipal.

Para Ari Milsztejn, titular de la desarrolladora rosarina G70, “el casco histórico de la ciudad sufrió en los últimos años un desmejoramiento pronunciado. El Plan especial para San Juan y Maipú estimulará la construcción privada, pero todo desarrollo debe ir acompañado de la obra pública que mejore la zona en relación con la iluminación, seguridad, reparación de calles, etc. A mi entender debe haber un gran incentivo para que el desarrollador vea la zona como atractiva”.

A su vez, Seggiaro considera que “el plan especial por sí solo no será suficiente. Deberá estar integrado en un plan mayor, una revisión del actual a la luz de las nuevas tendencias de comercios, oficinas, esparcimiento, movilidad de la gente, etcétera ”

Contundente, Cristiá opina que “limitarlo a las calles San Juan y Maipú le parece poco. La normativa es un buen paso, pero hay otras calles que también necesitan estímulos, no solamente para que el privado construya en altura, sino también inversiones en la mejora urbanística del espacio público, arbolado, iluminación, bacheo, veredas, semáforos. Una propuesta integral que involucre a los privados junto al estado municipal acompañando en mejorar la vía pública”.

Además, señala que los carriles exclusivos y bicisendas, por ejemplo, han sido herramientas muy importantes para que el transporte público mejore, pero en ocasiones fueron en detrimento de otros aspectos. “Desde el punto de vista urbanístico integral, la ciudad necesita aggiornarse”. Para Redolfi, “si bien el plan especial para esas arterias es positivo, al regular la construcción de mayor altura también se deberán dar otras condiciones: mejora del transporte, infraestructura, adecuación de usos comerciales, servicios tales como iluminación, veredas, control urbano’’.



EL POTENCIAL INMOBILIARIO

Seggiaro sostiene que “los servicios de la ciudad en el centro y microcentro son completos y facilitan todos los actos vitales como el disfrute del río, esparcimiento, salidas nocturnas, educación, salud, proveeduría de proximidad, belleza, etc. La ciudad no ha consolidado una tendencia a expulsar habitantes de su centro y microcentro. Prueba de ello es que la cantidad de metros cuadrados en construcción y construidos en los últimos años abundan en el centro, microcentro y consolidan algunas nuevas centralidades”.

Para Milsztejn, “se han desarrollado algunos proyectos de oficinas que realmente han cambiado la fisonomía de algunas calles céntricas, por ejemplo calle Corrientes. En cuanto a vivienda, considera que es un área muy poco solicitada por los compradores o inversores debido a la falta de iluminación, seguridad, y otras condiciones que deberían cumplirse para que vuelva a ser lo atractivo que fue años atrás. Una de las principales consecuencias de la pandemia fue la vacancia de locales comerciales. Hoy en la ciudad hay más de 1300 locales vacíos y gran parte de ellos se encuentran en el Casco Histórico”.

Consultado acerca de la inversión inmobiliaria, Redolfi indica que la ve muy positiva. Y resalta que “hay sectores que tienen un muy buen nivel de inversión pero que la revitalización integral debe comprender a otros sectores céntricos que, por diversas causas, no están en auge o están directamente deteriorados, como el sector del casco urbano histórico que no tiene mucha inversión y desarrollo”.

Por último, el CEO de Argenway apunta que “como consecuencia de una normativa municipal tradicional, los desarrollos inmobiliarios en el centro se han sucedido con una impronta conservadora, en términos de arquitectura y fachadas. Viendo una foto aérea del Centro de Rosario, todos los edificios son rectangulares. Hay cantidad de paredones, edificios en altura con paredes medianeras ciegas usadas para carteles publicitarios, generando una estética urbana discutible”.
 

Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells