Miercoles 16 de Junio de 2021
Buscar
Publicidad

Portada / Bienes Raíces y Arquitectura / Nota

15.10.09

San Telmo, el eterno atractivo vintage

Aunque mantiene la atracción de lo histórico, se afianzan en San Telmo nuevos desarrollos pensados para un perfil de compradores que privilegian el equipamiento de servicios que ofrece el barrio. El área comercial a la espera de tiempos mejores.

San Telmo
San Telmo

Arbitrario, como todo gran narrador que entreteje ficciones, Borges ubicó la primera fundación de Buenos Aires en su barrio, "Palermo". Unir la historia Argentina a su historia personal fue una operación constitutiva de su literatura. Obviamente, no podía prever que fuera de la ficción, en la realidad cotidiana, en algún momento San Telmo y Palermo, tendrían en la historia inmobiliaria porteña destinos semejantes.

Los de barrios que pusieron en valor construcciones añejas y protagonizaron movidas culturales en el amplio sentido del término, que los individualiza como polos de atracción de turistas y lugareños.

En lo que hace a San Telmo, tras oscilaciones de alzas y bajas desde la última década del siglo XX, 2004 marca el inicio de un ascenso sin pausa hasta hoy. Y si se trata de ser más precisos, lo más pronunciado del alza ocurre entre diciembre de 2001, cuando el m2 estaba en 690 dólares y marzo de 2009 en el que ese valor alcanza a entre 1500 y 1700 dólares, según la fuente que se consulte.

Para algunos, como Fernando Giesso, hijo de Osvaldo, uno de los artífices del “milagro” santelmeño –cuando importó al fenómeno “loft” directamente desde Nueva York en los ´80– el alza tan pronunciada en el valor del metro cuadrado, en realidad está conspirando en contra de las ventas. “Es que –dice– en este momento en el que la crisis financiera mundial está pesando en la economía del país y se suma a la propia, las ventas se están haciendo difíciles por varios motivos, uno de ellos es que nadie quiere bajar los precios de sus inmuebles y, entonces, pocos quieren comprar”.

Pero la sombría visión respecto de las operaciones de compra-venta, no es para Giesso algo privativo de San Telmo. En la charla con ÁREAS sostuvo que por el contrario, la situación de Barrio Norte y Recoleta es peor porque allí es inmensa la cantidad de unidades en venta y en alquiler pero se la encubre “evitando poner carteles”.

“Al menos aquí –agrega– las ventas que cayeron en forma bastante pronunciada a fines del año pasado y ahora están repuntando un poco son bastante precisas. Se vende lo antiguo, preferentemente a algún extranjero, y si se trata de departamentos que tengan expensas que no superen los 200 pesos mensuales”.

Las expensas son una cuerda que está sonando muy fuertemente. No hay quien no se pronuncie en contra de las subas sucesivas que devienen de los aumentos de los sueldos de los porteros, que se colocan a unos cuantos cuerpos de ventaja por encima de los otros asalariados. “De veras se trata de una situación sin precedentes que muchas veces es peor en los edificios de categoría y con personal de seguridad. Se empieza a prescindir de gente. Creo que los artífices de estos aumentos no se dan cuenta de que, finalmente, la situación creada se les va a empezar a venir en contra”, sostiene Hilda Lew, titular de una de las inmobiliarias con gran ingerencia en San Telmo. Este, de todos modos, no es un problema que pese fuertemente en este barrio histórico.

Para Lew, enero, febrero y marzo fueron meses de gran parate y que bien se puede extender hasta después de las elecciones de junio. Pero, acotó que en este momento las ventas que se producen son de personas que quieren ir a algo más grande y, muchas veces se trata de familias que se enfrentan con una realidad de San Telmo, la de la falta de escuelas cercanas para enviar a sus hijos. “Lo que nadie hace, ni aquí ni en ninguna parte, es vender para quedarse con el dinero”.

Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells