Martes 21 de Mayo de 2019
Buscar
Publicidad

Portada / Bienes Raíces y Arquitectura / Nota

12.02.19

Pinamar atrae hoy una demanda segmentada

Fiel al imaginario de su creador, el arquitecto Jorge Bunge, Pinamar mantiene el trazado de una ciudad jardín, acorde con su Código Urbano, pero en continuo crecimiento. Hoy se adapta a una demanda multitarget que busca más servicios y diversidad de propuestas. La opinión del ingeniero Jorge E. Kacef.

Imagen 1 de 5

En una entrevista con Áreas Globales, Jorge Kacef, gerente de Pinamar SA, detalló los hitos más significativos en el crecimiento de la ciudad, que fueron: la multitrocha de acceso vial, la llegada del gas natural, que cambió la ecuación económica de hoteles y residencias y la modificación del frente marítimo con la construcción de nuevos balnearios, que le han dado otra impronta a la costa.

“La ausencia de infraestructura provocaba que el residente viviera de espaldas al mar. Actualmente, los paradores, además de sus características más amigables con el medio ambiente, algunos de los cuales están abiertos todo el año, cambiaron el paradigma adecuándose a un turismo que ya no se circunscribe a los meses de verano. De Sur a Norte se suman propuestas gastronómicas que constituyen un polo de atracción”, indicó.

Desde el punto de vista urbanístico, en el cual incide la tecnología, que mediante satélites y drones, permite visualizar el territorio en su conjunto y considerando que la ciudad se fue extendiendo hacia el norte, se buscó gestar algunas propuestas que tensionaran la trama urbana, no tan cercanas al mar. “Un punto fundamental en ese desarrollo fue la apertura del Camino de Los Pioneros, aconsejado por el urbanista Edward Stone, un trazado de ida y vuelta de 8 km que une Bunge con Shaw, y que posibilita crecer en forma equilibrada”, precisó.

LAS PROPUESTAS DE BARRIOS

El primer emprendimiento que encararon con esta nueva visión fue el barrio  La Herradura, en Camino Parque de los Pioneros y Álamos,  un proyecto de Bodas Miani Anger, que se integra con una cancha de polo de 130 hectáreas junto con actividades hípicas,  un concepto muy distinto a lo que se venía haciendo . “Se incorporaron cuatro lagos de 5.000 m2 y nos dimos cuenta de la importancia de estos espejos de agua así como las actividades sociales, por lo que se incluyó un club house destinado al encuentro de los residentes”.



Partiendo de este aprendizaje, contiguo al barrio la Herradura, está en desarrollo Los Pioneros, dirigido a un público local más segmentado, con productos atractivos para diversas demandas, pero que tiene como denominador común el deseo de mayores servicios, y la cercanía a la zona comercial de la ciudad. En este caso, el barrio se integra con 220 lotes en el medio del bosque, de 750 m2 promedio. “Se trata de un producto atractivo para el residente, con expensas y precios accesibles, en el cual como novedoso se agregó un reglamento de Medio Ambiente que premia el cuidado de los recursos, como el agua”.

Al recuperarse el agua de lluvia, se evita un 60% de la utilización en riego y sanitarios. Asimismo se realiza el reciclaje de la basura - que el municipio propicia, con cestos obligatorios en los balnearios - y hasta surgió ya una cooperativa que reutiliza los residuos. Por otra parte, Pinamar SA fomenta la diversificación forestal con pinocha y otras especies nativas como jacarandas, ceibos y aguaribay, que requieren menos agua que los pinos.

Otra experiencia representativa y la primera en su tipo, que es posible replicar, fue la construcción en 2005 de Villa del Mar, en la zona norte, bajo proyecto del estudio BMA, 4 edificios de planta baja y 4 pisos con un parque de 2 hectáreas, sobre el mar.

Además, para resaltar el concepto de identidad de los diferentes emprendimientos, el diseñador  Rubén Fontana aconsejó la instalación del hormigón en la señalización de las entradas.

EL DESARROLLO DE LA ZONA SUR

“En la zona Sur, el ejemplo de la UADE sobre terrenos donados por nosotros, que ya tiene 1000 alumnos y ahora apunta a los posgrados, ha sido significativo. La influencia de las carreras de hotelería y gastronomía fue fundamental en la capacitación turística del balneario” acotó Kacef. Y explicó que en la zona sudoeste, donde se ubica el centro comercial Náyades, entre Av. Intermédanos y Tridente, se están construyendo edificios de diferentes alturas, de modo tal que las transiciones no sean abruptas, en los predios que lindan con la Bunge se permiten planta baja y 6 pisos, a medida que se alejan planta baja y 3 pisos, y finalmente planta baja y 2 pisos, con un boulevard de 50 metros de ancho que amortigua las diferencias con las áreas netamente residenciales.  En el tratamiento de los espacios verdes y equipamiento urbano, que contemplan bici sendas, sendas peatonales, e iluminación , se está trabajando con la arquitecta Diana Cabeza.  



‘Otro propósito es actualmente apuntalar la salud y la educación, fundamentales para mantener a los residentes, aproximadamente 45.000 habitantes, y atraer nuevos. La intención ahora es que instituciones médicas y educativas de prestigio, decidan hacer pie en Pinamar”, resaltó.

A la hora de hacer un balance, si bien admitió que no será un año fácil, hizo hincapié en que, más allá de lo comercial, hay que enfocarse en mejorar la logística, los recursos humanos y trabajar en los proyectos, ya sea de agua, cloacales, de equipamiento urbano, en suma prepararse para cuando la situación se revierta.
 

Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells