Viernes 19 de Julio de 2019
Buscar
Publicidad

Portada / Bienes Raíces y Arquitectura / Nota

18.12.18

Cambios radicales en los espacios de oficinas

Un amplio abanico de posibilidades, todas enmarcadas en pos de la productividad y las relaciones interpersonales, rigen las oficinas del mundo.

Los años traen cambios sociales, políticos, personales y globales, y el mundo corporativo no se queda atrás. ¿Cuáles son? ¿Qué marcó la diferencia? La clave para ver las modificaciones a largo plazo son las maneras de concebir el espacio para promover la productividad, creatividad y el ahorro energético. La tecnología fue un punto de inflexión.

Según Enrica Rosellini, miembro del estudio de arquitectura Rosellini, la ocupación de los espacios dio un giro de 180 grados a lo largo de los años. La arquitecta explica que estas modificaciones se produjeron bajo dos grandes hitos: la tecnología y la concientización del ahorro energético, o el cuidado del planeta.

En la década del 90, las tendencias eran otras. En las oficinas predominaban los espacios cerrados, la idea de “privacidad” enmarcada en el encierro. Los lugares de trabajo estaban separados, por lo cual los empleados no compartían espacios, excepto los comunes: cocina, pasillos y sala de reuniones. Si bien esta dinámica delimita de manera clara un equipo de otro y evita la confrontación, están lejos de satisfacer las demandas que se buscan hoy.

“Esos despachos ocupaban siempre el perímetro del courtain wall, o sea, eran los que recibían más luz, mientras que el resto de los empleados se ubicaban en el espacio interior. Esto no sólo producía gran consumo energético, sino que además, la falta de luz afectaba a quienes trabajaban en la empresa”, explica Rosellini.

Para la arquitecta, este es uno de los grandes cambios en base a la economía del consumo energético. Al tener espacios abiertos, se gasta menos en aire acondicionado, en luminaria y el ambiente es más sano. Hoy en día, los despachos cerrados casi no existen.

Las oficinas del siglo XXI tienen otras características, en muchos casos opuestas a lo que se entiende por una oficina tradicional. Las plantas flexibles son una de las diferencias principales en el mundo corporativo. Los beneficios que presentaron desde principios del 2000 reconfiguraron la forma de trabajar: mayor iluminación natural, menor consumo de energía, adaptabilidad del espacio para distintos usos, mejoras en la comunicación entre los empleados y un importante ahorro para las empresas. “El espacio por metro cuadrado que necesitan las corporaciones es muy caro, por eso  es necesario que se aproveche el máximo, y al mismo tiempo crear una buena sinergia laboral favorable a la corporación”, analiza Rosellini.

Hoy, los nuevos edificios de clase A son una muestra para entender el cambio de paradigma en el sector corporativo, tal el caso del Centro Empresarial Libertador, el desarrollo más ambicioso de Raghsa, que cuenta con plantas libres de hasta 2900 m² con vistas panorámicas al río y a la ciudad, que Rosellini califica como “majestuosas” por su amplitud y su altura. Además, se ha incorporado el sistema Building Management System (BMS) que es imprescindible para un nivel máximo de eficiencia en el aire y la ventilación. Está pensado con la mayor eficiencia tecnológica, ahorro energético y sustentabilidad, enmarcado en las normas de certificación LEE.

Una de las diferencias principales con respecto a las plantas libres radica en el manejo del presupuesto. En la década de los ‘90, las empresas tenían que considerar las modificaciones que tendrían que hacer en el espacio, cuando decidieran establecerse. Esto suponía cambio de luminaria y de cables, entre otras cosas. Hoy, las plantas libres están pensadas para ser intercambiables: quien se mueve es el empleado con su computadora. Esto implica que a los desarrolladores se les demande una planta de mayor superficie y con una buena altura de entre piso.

La calidad de un proyecto también se mide a través del abanico de prestaciones que ofrece para los empleados. Actualmente, las empresas buscan variedad de amenities: gimnasio, lugares de esparcimiento, auditorio, food trucks y la posibilidad de tener comedores, son las instalaciones que ofrece el nuevo emprendimiento de la desarrolladora líder. En el mundo millenial, estas representan una visión global del espacio de trabajo como un conjunto de factores que promueven el rendimiento y bienestar.
 

Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells