Martes 23 de Octubre de 2018
Buscar
Publicidad

Portada / Indicadores y Finanzas / Nota

31.07.18

Mejora en la situación fiscal

Pasada la primera mitad del año, el gobierno tiene buenos números fiscales para mostrar tanto internamente, para la consistencia de su plan de convergencia fiscal, como para el FMI. El informe de Invecq Consulting.

Mediante un estricto control del gasto, e ingresos que se mantuvieron creciendo por encima de la inflación en los primeros seis meses del año, se logró reducir el déficit fiscal, opina la consultora. Y aporta que los datos del mes de junio arrojaron ingresos totales que crecieron un 8% interanual por encima de la inflación. Al buen desempeño de los ingresos tributarios (6,6% real) se sumó un incremento del ingreso por rentas de la propiedad del 100% interanual (principalmente por los ingresos derivados del FGS).

Los gastos primarios, por su parte, tuvieron el primer incremento del año, al variar un 0,5% real respecto al mismo mes del año pasado, como consecuencia casi exclusiva de un crecimiento en los gastos destinados a subsidios económicos (38%). Evidentemente el salto en el tipo de cambio generó un incremento en las erogaciones por esta partida, que era una de las principales responsables de la caída del gasto hasta el momento.

Analizando el semestre en su conjunto, se observa que los ingresos totales acumulan un leve crecimiento real (de apenas el 0,7% interanual), mientras que los gastos primarios reflejan un recorte real del 5% y los gastos totales del 4%. Esto implica que tanto el déficit primario como el déficit financiero están en un sendero descendente y han marcado una reducción en la primera mitad del año 2018, fenómeno que no ocurrió el año pasado cuando los gastos en intereses de la deuda compensaron
totalmente los ahorros primarios que se habían conseguido. Esto era esperable, ya que entendíamos que el comportamiento de los intereses de la deuda durante el año pasado había sido excepcional.

Analizando los distintos componentes del gasto, se encuentran dos factores relevantes.

En primer lugar, que la reducción del gasto se encuentra en casi todas las partidas del gasto: gastos de funcionamiento, gastos de capital, subsidios económicos, otros gastos corrientes y transferencias a las provincias, se encuentran todas en terreno negativo durante los primeros seis meses del año.

En segundo lugar, las prestaciones sociales, que son la partida más pesada de todo el gasto (representan el 54% del gasto total) continúan creciendo, pero a un ritmo mucho más moderado que lo que se observó el año pasado. Mientras que en 2017 crecieron casi un 9% en términos reales, durante el primer semestre se expandieron solo un 3% real (es decir, una tercera parte). Este fenómeno es consecuencia de la combinación de menores gastos de una única vez por la Reparación Histórica, la nueva ley de movilidad previsional y de la reciente aceleración inflacionaria.

Otro factor destacable es el crecimiento de solo 4,1% en los gastos por el pago de los intereses de deuda, elemento que el año pasado había implicado un aumento del gasto del 36,4%. Una vez normalizada la situación financiera internacional del país (y ayudado también por la estabilidad cambiaria de los primeros meses del año), era esperable que se observaran crecimientos más modestos en la cuenta de intereses.

De esta forma, el déficit primario acumulado en los primeros 6 meses del año es de 105.825 millones de pesos (un 42% real menor al del mismo período del año pasado) y el déficit total es de 251.187 millones de pesos (un 22% menor en términos reales) y representan respectivamente un -0,8% del PBI y un -1,9% del PBI. Así, concluida la primera mitad del año, el déficit primario acumulado es de solo el 30% de la meta anual (2,7%), lo que implica buenas perspectivas de cumplimiento de los compromisos asumidos para este año e incluso podría hacer pensar en un posible sobrecumplimiento de la meta que relaje las exigencias para la meta del 2019 y que sea interpretado por el mercado como un compromiso irrenunciable de ordenar las cuentas públicas del país.

 

 
 
 
Quién es Quién
Erin Meezan
Erin es graduada magna cum laude de la Facultad de Derecho de Vermont, donde obtuvo su Maestría en Estudios en Derecho Ambiental y su título de Juris Doctor; es vicepresidenta y directora de Sustentabilidad de Interface, el mayor fabricante de alfombras del mundo.
 
Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells