Jueves 16 de Agosto de 2018
Buscar
Publicidad

Portada / Bienes Raíces y Arquitectura / Nota

03.06.18

Un faro de la arquitectura sustentable

Símbolo de la Alemania unida y metáfora de la necesaria transparencia, la cúpula del Parlamento en Berlín, obra del arquitecto Norman Foster, aunque inaugurada en 1999, sigue siendo una referencia obligada para miles de visitantes diarios, a metros de la Puerta de Brandenburgo.

Imagen 1 de 3

La cúpula es a la vez un ejemplo de arquitectura sustentable, ya que posibilita la iluminación y ventilación naturales, y se convirtió en un modelo para el futuro en virtud de sus características.  La quema de biocombustible renovable (aceite vegetal refinado)por ejemplo,  en una instalación de cogeneración para producir electricidad, ofrece un sistema mucho más limpio que quemar combustibles fósiles, proceso mediante el cual las emisiones de dióxido de carbono se reducen en un 94%. Además, el exceso de calor se destina a calentar agua que se almacena en un acuífero soterrado a profundidad. El agua almacenada se bombea cuando se necesita, y puede utilizarse para calentar el edificio, o bien para alimentar una planta de refrigeración por absorción y producir así agua fría.

Por otra parte, el edificio produce más energía de la que consume, lo que le permite funcionar como una minicentral eléctrica en el barrio gubernamental.

La obra fue adjudicada al estudio tras un concurso internacional, luego de que se decidiera la reconstrucción del  Reichstag, mutilado por la guerra y afeado por reparaciones posteriores. Si bien se siguió el ejemplo de la estructura original, como ellos mismos expresan “se despojó al edificio de las capas de historia para dejar al descubierto las llamativas huellas del pasado (marcas de picapedreros y grafitis rusos), cicatrices conservadas a modo de «museo vivo». Sin embargo, la cúpula se transforma en un contacto con el futuro, mediante  un espacio diáfano y transparente de vidrio y acero, que deja a la vista las actividades que se realizan en su interior, a la vez que posibilita la iluminación y ventilación naturales del edificio. En su núcleo alberga una «escultura de luz» que refleja la del horizonte y la proyecta en la cámara inferior, mientras que un brise-soleil motorizado sigue la trayectoria del sol con el objetivo de filtrar la radiación y la intensa luz solar. “ Al caer la noche, este proceso se invierte y la cúpula se convierte, entonces, en un faro en el horizonte de la ciudad, símbolo de la fortaleza y el vigor del proceso democrático alemán”.

El espacio público continúa en el restaurante de la terraza del tejado y en la cúpula, donde unas rampas transitables ascienden hasta una plataforma de observación que permite a los visitantes situarse simbólicamente por encima de las cabezas de los representantes electos en la cámara, y habilita una vista de 360 grados al paisaje circundante, donde se divisa el río Spree y el parque Tiergarten ofrece un amplísimo  pulmón verde.
 

Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells