Sabado 26 de Mayo de 2018
Buscar
Publicidad

Portada / Actualidad y Data / Nota

14.05.18

El mercado inmobiliario a la expectativa

“Ante turbulencias en el mercado financiero, las consecuencias suelen ir en la misma dirección: Caída en el nivel de consultas de potenciales compradores, al igual que las solicitudes de tasaciones. Son habitualmente días de “sentarse y esperar” para la toma de decisiones”, puntualiza Marcelo Di Mitro, de Di Mitrio Inmobiliaria.

Considerando las zonas donde la empresa desarrolla su actividad: San Telmo, Barracas, La Boca, ¿Cómo se venían desarrollando esos barrios?  

En los barrios de Buenos Aires al Sur, en materia de usados, la actividad a lo largo del año se venía desarrollando con una menor intensidad, si se compara con el final del 2017. Estas últimas semanas, producto de las turbulencias en el tipo de cambio, el nivel de consultas se ha ralentizado. Era esperable que así resultara y el ritmo seguramente se reestablecerá ni bien el tipo de cambio haya alcanzado un nuevo equilibrio. En materia de obra nueva, ante situaciones de este tipo, aquellos emprendimientos que se comercializan, con listas de precios en pesos, suelen despertar el nivel de consultas ante saltos en el tipo de cambio.

¿Cuál es el panorama actual, se notó más el impacto, cuáles son las perspectivas?

Los movimientos bruscos hacia el alza vienen muchas veces acompañados con movimientos hacia la baja, fijándose luego un nuevo nivel de equilibrio. Suena sensato que el tomador de un crédito hipotecario tome la decisión de continuar o no en la gestión, una vez que el tipo de cambio se haya estabilizado y no cuando éste se encuentra en el pico de la suba. Los próximos días serán determinantes para conocer qué operaciones seguirán adelante o que otras no, sobre todo de aquellas que ya tenemos acordadas y donde hay apalancamiento a través de un crédito hipotecario.

¿Se han visto afectadas las operaciones inmobiliarias?

Hasta aquí no se han visto afectadas aquellas negociaciones ya cerradas y asociadas a compradores que cuentan con los dólares en sus manos. Distinto es el caso de aquellas otras operaciones inmobiliarias apalancadas por un crédito hipotecario. En esos casos el aumento del tipo de cambio genera una asimetría entre el precio del inmueble a adquirir –dolarizado y por consiguiente, con un valor en pesos creciente- y un préstamo otorgado en pesos, ya determinado y con prescindencia a la evolución del tipo de cambio.

Aquel comprador que se encuentra tramitando un crédito hipotecario se ve obligado a incrementar su deuda –si es que esto le resultara posible- y/u obtener una suma adicional de dólares a la inicialmente presupuestada –generalmente a través de préstamos personales o familiares- de modo de amortiguar  la diferencia generada, a partir del incremento del valor de la moneda extranjera. Todo esto suele desarrollarse en el marco de días de mucha angustia para el comprador quien va observando como cada movimiento del tipo de cambio hacia la suba encarece su operatoria pareciendo no encontrar un techo. La alegría que el comprador debería experimentar por la adquisición de su hogar, en estos casos, suele no advertirse dado lo vivido en los días previos y todo se resume en experimentar una “sensación de alivio”. Una verdadera pena.

¿Qué pasará con los precios?

Imagino que los precios de los inmuebles usados mantendrán su nivel en dólares estadounidenses lo que dificultara los futuros cierres. Mientras tanto, en este contexto, es muy posible que la venta de Obra Nueva –fundamentalmente aquella que tiene listas en pesos- tome impulso. Lo sabremos en los próximos días.
 

 
 
 
OPINIÓN DE LOS EXPERTOS
La actividad inmobiliaria en tiempos inciertos
Analizar los tiempos, los costos, no perder el foco de la actividad y cómo posicionarse para no quedar inmerso en la coyuntura, algunos de los tips que marca en esta nota el Arq, Marcelo Satulovsky.
 
Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells