Viernes 20 de Octubre de 2017
Buscar

Portada / Actualidad y Data / Nota

20.07.17

Los parques industriales crecen en alternativas

“Como resultado de un proceso de reorganización urbanística van tomando mayor impulso los parques industriales que se adecuan a las normativas y brindan seguridad jurídica a las empresas que se instalan”, precisa Martín Rappallini, presidente del Polo Industrial de Ezeiza y de la RedParques.

Imagen 1 de 2

En diálogo con Áreas Globales, Rappallini, que en 2009 inició el desarrollo del Polo Industrial de Ezeiza, un proyecto que abarca 400 hectáreas, donde ya están funcionando 80 empresas y otras 150, en su mayoría medianas, se están instalando, precisa que muchos optan por ubicarse en un parque industrial por diferentes razones, algunos para unificar sus áreas de trabajo dispersas en diferentes galpones, otros porque ya no cuentan con espacio para crecer, y los que deciden emplazarse en un área industrial.

“En general, los empresarios no evaluaban las fábricas o galpones como bienes inmuebles, es decir no se valoraba la seguridad jurídica que brinda radicarse en un parque que cumple con las normativas, además de aportar toda la infraestructura necesaria para el desarrollo de las actividades industriales, redes de energía, tratamientos de efluentes, etc y que también representa una garantía a la hora de solicitar un crédito, como una forma de apalancarse”, indica. A diferencia de aquel que se instala en una zona aislada, cuyo inmueble va perdiendo valor y en caso de venta, la propiedad vale como lote. “El parque, en cambio, brinda un valor residual, se configura un microambiente que brinda seguridad, no solo jurídica, cuenta con servicios y puede incluir centros de capacitación, es decir que funcionar como un cluster”.

Por otro lado, el empresario señala que si se analiza la totalidad de los inmuebles ubicados en distintas zonas, el 70 % es obsoleto. “Y si bien se habla de que hay un 30/40% de capacidad ociosa hay que preguntarse si esas industrias son competitivas. Es decir, que el otro desafío es la renovación tecnológica para lo cual se requiere financiación, que lamentablemente no está al alcance de las pymes, porque son escasas las empresas que están en condiciones de responder a los requisitos que exigen los bancos, a lo cual se suma la fuerte presión fiscal”, destaca.

Y comenta que en Corea del Sur, por ejemplo, el 95% de las empresas está bancarizada, además se ha implementado un sistema de garantías reciprocas que permite otorgar créditos a ese 5% restante, incluidas las start ups. En la Argentina, el BICE ha comenzado a hacer acuerdos para conseguir financiamiento a largo plazo y a tasas razonables, pero no es suficiente.

A pesar de lo cual, Rappallini rescata la fuerte vocación industrial de los emprendedores y considera que el momento actual representa una gran oportunidad si se invierte en tecnología, aunque admite que para ello se requiere un sistema que facilite el financiamiento. Y también advierte que a la hora de competir, el conocimiento se ha customizado, resultado de la globalización, por ende una fábrica de chocolate en la Argentina, por ejemplo, puede contar con el know how de la más reconocida marca suiza y elaborar el mismo producto.  En definitiva, se requiere generar un gran proceso de inversión, que incluya la relocalización de las empresas en áreas industriales, renovación tecnológica, capacitación de mano de obra y financiamiento. Todo un desafío.
 

 
 
 
OPINIÓN DE LOS EXPERTOS
El impacto de los créditos hipotecarios en Rosario
“De ahora en más y en los próximos años, el crédito hipotecario será el eje central de la operatoria inmobiliaria, lo cual representa un cambio en los modelos de negocio”, resaltó el gerente general de la desarrolladora rosarina Fundar, Ángel Seggiaro, al sostener que los actores del sector deberán redefinir sus roles.
 
Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells