Viernes 19 de Julio de 2019
Buscar
Publicidad

Portada / Bienes Raíces y Arquitectura / Nota

21.01.15

Tendencias en arquitectura hotelera

En un ciclo organizado por la SCA y la empresa Hunter Douglas se analizaron las principales tendencias en arquitectura e interiorismo. Proyectos y diseños más flexibles que se adaptan a los cambios del mercado, la moda y las tecnologías marcan tendencias.

Imagen 1 de 11

“La pregunta clave es ¿Cómo manejar una inversión a largo plazo donde lo que pensamos hoy sea adecuado en diez años –ciclo promedio de recuperación de inversión- ya que la construcción de un hotel es muy extensa y las preferencias de los huéspedes son muy fluctuantes?”, disparó Massimo Praga. Para señalar que se apunta cada vez más al concepto de “hoteles plataforma”, donde se resuelve la parte estructural y las instalaciones en forma modular. Esto permite generar una gran flexibilidad para acortar la frecuencia de reformas mucho antes del tradicional ciclo de 10 años. Se generan modificaciones de arquitectura interior y decoración de bajo costo y alto impacto, adaptándose a los fluctuantes cambios en la demanda.

El desafío es pensar en unidades de negocios camaleónicas. “Hoy el concepto de lujo dejó de ser sinónimo de materiales costosos y se convirtió en la experiencia de encontrar para cada oportunidad el servicio esperado, al precio buscado. Hoy la gente está muy informada y a través de internet sabe, quiere, mira y elige, y gracias a la facilidad con que accede a la información, su fidelidad es cada vez menor”.

Daniel Reigl –gerente de Operación Hotelera en Howard Johnson Argentina- coincidió en que están trabajando en el formato de hotel como plataforma modular, que permite adaptar el edificio a las necesidades cambiantes del mercado. “El hotel es el producto más perecedero que existe, dado que lo que no vendimos ayer no podrá recuperarse con la venta de mañana. Es necesario generar un producto tan flexible que, por ejemplo, permita que se utilice con fines laborales durante la semana y apunte a viajes de placer el fin de semana”, recalcó. Cuando existe un grupo propietario, el rol como marca y dueños de la franquicia es impulsarlos a generar una inversión a favor del negocio, que también es inmobiliario. No podemos tomar decisiones pero impulsamos la inversión a favor del negocio. Esto significa que cuando se vende un establecimiento, se hace con un flujo de caja y por ello es clave el desafío de los hoteles modulares. En épocas de crisis es cuando más flexibles debemos hacer nuestros hoteles”, evaluó.

El arq. Sebastián Piana apuntó que la flexibilidad es clave y a veces por las exigencias de la cadena y las tendencias hay que renovar por completo un hotel en menos de 12 años. En DPA&D se trabaja con el concepto de diseño atemporal –timeless design- que implica afrontar los cambios de tendencias y modas en el interiorismo. A través de un diseño flexible e integrado los hoteles están en condiciones de adecuar programas y servicios cada 3, 4 o 5 años.

Por su parte, Ricardo Plant agregó que se debe estar atento a tres señales que son: vanguardia, moda y tendencia. Vanguardia es aquello que hacen unos pocos visionarios y les gusta a pocos. Moda es lo que se toma de esa vanguardia y se transforma en un producto de gusto más amplio. Tendencia es lo que permanece.

Los proyectos se deben componer desde la armonía para que perduren en el tiempo y desde el asombro ya que lo novedoso es un factor importante en la hotelería”.

LOS HOTELES TEMÁTICOS Y SU VALIDEZ COMO PLANTEO DE NEGOCIO

Sobre este aspecto, Massimo Praga precisó que el arquitecto busca transformar un programa de necesidades en un proyecto de arquitectura. “Es necesario saber quién es el cliente para saber cuál es su necesidad y como satisfacerla. Hay que saber decir que no ya que es imposible contar con hotel polifuncional”.

A su vez, el arq Juan Martín Urgell señaló que no es tan importante la temática o la segmentación de público a la hora de proyectar un hotel como lo es el negocio que se genera. “Puede darse el caso de hoteles subsidiados por otros negocios, como es el caso de los casinos o el hotel de arte donde se venden las obras o el crucero”.

Gonzalo Suárez Aboy comentó que tuvieron como cliente a un fondo de inversión norteamericano que les solicitó un hotel boutique en Recoleta concebido prácticamente como un objeto de diseño y emblema de una marca. Este fue un planteo de negocios que viabilizaba otro, relacionado con el desarrollo inmobiliario y la producción vitivinícola boutique”.

“En el estudio QubaHabitat Urbano nos ocurre algo similar ya que estamos trabajando en un hotel para un sindicato en Mar del Plata. Es un proceso complejo por la multiplicidad de funciones, como la incorporación de un auditorio para 600 personas en la trama urbana del centro de la ciudad. Además hay que saber adaptarse a un enfoque de negocios que se orienta especialmente a brindar mejores servicios al afiliado, que a la rentabilidad del propio negocio”. explicó el arq. Maximiliano Bottachi.

El debate contó con la participación de referentes de los estudios de arquitectura y empresas del mercado, así como expertos en el asesoramiento hotelero, como el economista Massimo Praga –BIEI-, el diseñador Ricardo Plant – Estudio Plant&Plant; y Daniel Reigl –Gerente de Operación Hotelera en Howard Johnson Argentina-. Participaron los arquitectos Gonzalo Suárez Aboy –Estudio GSA-, Sebastián Piana-Estudio DPA&D-, Juan Martín Urgell –Estudio Urgell-Penedo-Urgell-, Maximiliano Bottacchi –Quba Habitat Urbano S.A.-, Paula de Elia –Estudio Arq. Paula de Elia & Asociados- y Patricia Medina –Estudio Donaldson-.

En representación de Hunter Douglas estuvieron presentes la Arq. Maria Lambach -gerente de Proyectos-, Pablo Caputo– gerente de División Productos Arquitectónicos-, Sergio Anido –gerente Comercial de la División Cortinas, Persianas y Toldos-.

En relación a la ecuación entre imagen e interiorismo en un establecimiento hotelero reflexionaron las arquitectas Paula de Elia y Patricia Medina.

Arq. Paula de Elia: “Me preocupa que cuando se comienza un proyecto hotelero, se utilicen términos como “vestir el hotel” o “decorarlo” como si fuese algo que debe hacerse después. Este divorcio entre la arquitectura, el interiorismo y el producto es uno de las más graves equivocaciones para el éxito de un negocio. El hotel debe estar preparado para cambiar, para los imprevistos en todo sentido, pero siempre se debe partir de un diseño integral que contemple el edificio, su interior y equipamiento”.

Arq. Sebastián Piana: “Este tema es clave para nuestro estudio y lo definimos como diseño integrado, que implica contemplar y definir al mismo tiempo la estructura arquitectónica y la decoración. En DPA&D la arquitectura, el diseño de interiores y el diseño industrial son entendidas como partes de un todo, es decir una única visión, estilo y filosofía, que requiere de distintas capacidades y experiencias para su desarrollo funcional y estético”.

No podía faltar el tema de la sustentabilidad en el negocio hotelero, que ha irrumpido como una variable fundamental.

Massimo Praga: “La pregunta que el inversor debe hacerse acerca de la sustentabilidad es ¿Cómo hacer coincidir el sobrecosto de un hotel verde con la amortización a futuro en costos de operación? “.

Arq. Sebastián Piana: “La construcción sustentable en hotelería es un fin en sí mismo. Las cadenas generalmente no lo exigen pero lo alientan y los propietarios se interesan por el tema a pesar de los sobrecostos que afecta en el retorno de inversión, dado que con el tiempo logran la amortización. Es clave la eficiencia energética, si bien no se alcanza la masa crítica de ahorros operativos solamente colocando iluminación LED. A pesar que no siempre los inversores están dispuestos a invertir más en el inicio de la construcción de un establecimiento hotelero, generalmente la mayor inversión inicial se amortiza en el transcurso de la operación”.

Daniel Reigl: “El valor que genera un hotel verde es sumamente tangible, no sólo desde el marketing, sino desde el plano económico. Por ejemplo, en septiembre de 2014 inauguramos un hotel en Yerba Buena, donde medimos que el ahorro energético estimado es del 40% anual, por lo que en tres años se recuperará la sobre inversión realizada”.

CONCLUSIONES

Arq. Patricia Medina: “Rescato la importancia de la interrelación de las diferentes disciplinas, el trabajo en equipo y la visión conjunta entre enfoques como la identidad, lo regional y lo cultural. También destaco una reflexión que me llevo de este debate, que son las preguntas que debe hacerle un arquitecto a su cliente antes de comenzar el proceso: ¿para qué quiero el hotel?, ¿a qué público apunto? y ¿cuál es la experiencia que se quiere hacer vivir al huésped? “.

Arq. Maria Lambach: “En este debate surge como reflexión que los arquitectos y también nosotros desde HunterDouglas estamos enfocados en resolver temas de imagen arquitectónica y materialidad, pero hoy nos encontramos con que siempre debe incorporarse la visión propia de cada negocio hotelero”.

Sergio Anido:“Nuestro principal desafío es lograr productos de bajo costo y alto impacto en la percepción de valor.Completando lo que dijo Maria Lambach debemos comprender cuando entramos a un hotel cual es su objetivo y modelo de negocio”.

Massimo Praga: “Poner de acuerdo el bolsillo del propietario de un hotel con las expectativas del huésped no es una tarea simple: para el empresario es un negocio de flujo de caja, mientras que para el huésped es un lugar donde busca sentirse cómodo y protegido”.

“Cada hotel es una realidad única, diferente y no repetible. No existen soluciones prediseñadas. Nosotros creemos que la clave del éxito del emprendimiento hotelero es una etapa de exhaustiva planificación previa al desarrollo del hotel. Si nos ponemos a planificar sabiendo que cosa queremos hay una gran probabilidad que el resultado sea exitoso”.
 

Contáctenos
Teléfono: (011) 4777-8220
Celular: (011) 15 40 73 64 88
Contáctenos: info@areas-digital.com.ar
Kells